lunes, 26 de junio de 2017

A uno de mis peores miedos.

No es necesario decirte hola,
convivimos hace mucho tiempo
sin separarnos ni un momento.

No quiero preguntarte nada
porque sé absolutamente todo,
te conozco mejor que a mí.

Me desafiás
¿Por qué te escribo entonces?

Algo quiero confesarte
no sé si a vos o a mí.

No pretendo eliminarte
y sé que no te irás.

Incluso si pudiera echarte
sé que regresarás.

Quiero decirte gracias
porque en todo este tiempo
me he refugiado tras tu negro
tras tu oscuro caparazón.

Pero ya no lo necesito
no decidirás por mí

Como sé que te quedás
te apronté un lugar aquí

Podrás convivir con mi miedo a salir a la calle
También con el de quedarme sola
Convivirás además con mi temor a morir.

A todos aquellos a quienes ya les escribí
que tras su dura coraza
he dejado de vivir.

La función está como mejor no vayas.
Caminando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario