martes, 10 de enero de 2017

El azul de Mercedes.

Repasando los recuerdos que son como películas de Mercedes me dí cuenta de que por la ausencia de edificios en la mayor parte de la ciudad el paisaje siempre está lleno de cielo.
Pero no cualquier cielo, me dí cuenta que hay un tono de azul que solamente lo recordaba de ahí.
Caminando por Montevideo varios días diferentes no vi ese tono de azul.
Repasé mis recuerdos en lugares anteriores y no me acuerdo de haber visto ese mismo tipo de azul.
Hace un par de días pisé Mercedes y estaba nublado.
Incluso llovió.

Hoy fue el primer día en el que tengo un cielo azul para comparar.

Y está ahí.

Es un azul que si me pierdo mirándolo no sé si tengo 25, si tengo 15 o si tengo 5.
Uno que nunca podré dejar atrás.

La función está como mejor no vayas.
A menos que estés persiguiendo tu azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario