domingo, 24 de enero de 2016

Con la llave en la mano

Dicen
que es espantoso tener que seguir el ritual.
Critican
a cada uno que camina por la orilla.
Saben
que depende de sus propias manos cambiarlo.
Pueden
pero es imposible hacer que lo admitan.
Gritan
crean un murmullo para no escucharse.
Cierran
todas las puertas que puedan traerles luz.
Vuelan
hasta que despiertan por las mañanas.
Aparean
fantasías con mentiras, no van a caminar.

Dicen
que los han encerrado en una jaula.
Critican
a aquellos que salen y a los que claudican.
Saben
interiormente que ellos podrían.
Gritan
que es imposible y seguro sea verdad porque
Cierran
cada madrugada que les acerca una pista.
Vuelan
pero cierran sus ojos y se dan contra la pared.
Aparean
las quejas con la negación de la realidad.

Se quejan
de estar encerrados con la llave en sus propias manos.


La función está como mejor no vayas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario